David, el perro de Verónica

4
1821

perro beagle en el sofáVerónica (Temuco, Chile), como otros amigos de esta web, envió fotografías de su beagle David de 2 años y ha contado varias de sus experiencias en los comentarios de algunos artículos. He preferido incluirlas aquí, porque creo que así podremos comentarlas mejor, además de servir a aquellos dueños de beagles que estén pasando por situaciones similares. Estos son algunos de sus comentarios:

“El leer las experiencias de otros “padres” de beagles me hace sentir bien ya que ahora sé que no somos la única familia que ha vivido las experiencias de estos adorables perros, son tan simpáticos y amorosos que uno se vuelva fanática de la raza. David mi macho de 2 años es bastante “sordo” cuando atrapa un rastro, pero como fue tan difícil acostumbrarlo al “ven”, el adiestrador me hizo comprar o confeccionar una traila de 15 metros, entonces después del paseo, le decimos a David ”a jugar” y él puede moverse en un radio de 15 metros, durante ese tiempo el recorre y nosotros lo seguimos pisando la traila si es necesario cuando se aleja mucho, entonces después lo llamamos, cuando el viene le damos un premio y así hemos conseguido que cada vez que él se aleja vuelve, incluso lo hemos soltado y tratado de que vuelva y lo hace sin problemas, siempre y cuando no este muy interesado en un rastro”.

Tengo mucha experiencia con esto de la dominancia, puesto que David esá vuelto un perro insoportable con eso, llegó un momento que toda nuestra familia estaba al “servicio” de este perrito, los niños no lo retaban o enseñaban porque él era muy lindo, yo andaba todo el día con él en brazos, mi marido era el más fuerte en los tonos, entonces nosotros debimos cambiar nuestra conducta y mantener las reglas, cuando eso ocurrió David se transformó en un perrito obediente, incluso yo lo noto más feliz , por que como las reglas están claras el está preocupado de cumplirlas y nosotros de felicitarlo…no cuesta nada caer en eso de la dominancia por que uno asocia poner reglas con el sufrimiento del perro pero es todo lo contrario, ya que al poner reglas el perro se porta bien y uno lo acaricia más y le demuestra lo contentos que estamos con él.

Mi perro David es un relojito, incluso cuando yo me salgo de la rutina, el no entiende que paso, entre las rutinas que él conoce es que yo llego a almorzar y luego salgo al trabajo pero cuando llego por la noche ya no salgo más, eso ha ocasionado algunos problemas puesto que hay veces en que tenemos algún compromiso con amigos y no podemos salir de noche por algunas horas sin que David rompa algo, te puedo contar que ahora ha mejorado bastante, incluso esta semana estuvo más de 3 horas solo y no pasó nada, así que lo premié cuando descubrimos que se había portado regio, es tan amoroso que no puedo evitar sentirme feliz cuando él entiende lo que queremos decirle”.

David se ve un beagle muy saludable, el brillo de su pelo lo demuestra. Recordad que un perro educado es un perro feliz!

el beagle Davidbeagle_sofa

Anterior artículo:

El cuidado de las orejas del perro

  Esas orejas tan características de los beagles, tan suaves y aterciopeladas, son un punto de su cuerpo a tener ... Read more

Siguiente artículo:

Goku, un beagle con carácter

"Hola este es GOKU, ahora tiene 4 meses y medio, lo compramos en una tienda en Valencia cuando tenía 3 ... Read more

4 Comentarios

  1. Adfer
    gracias por publicar las fotos de mi David, nos alegro mucho verlo en la web.
    Te puedo contar que lo llevamos al lago y se porto como todo un caballero aun cuando no nos atrevimos a soltarlo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here