Cuando llamas a tu perro y no viene (2)

11
3082

perro-beagle-suelto-parque-Garret

Recientemente he tenido noticias de Alejandra y del susto que se llevó cuando se le escapó Saphira, así que ella me pregunta qué hacer en estos casos para conseguir que su perro venga.

Ya he contado 2 métodos: existe una primera parte escrita sobre este tema, y otro artículo explicando el uso de la orden “ven”, pero lo que hoy os voy a contar tal vez sea el más efectivo de todos, el único cuando los dos anteriores fallen, o porque el perro esté ya más alejado.

Este método pretende aprovecharse de la mayor debilidad de los beagle: LA COMIDA. Todos sabemos de lo que son capaces de hacer, incluso aunque se trate de unas migajas. No vamos a llevar siempre encima algún premio o recompensa, es más, te garantizo que la primera vez que se te escape el perro seguro no tendrás nada de ello a mano. Entonces, ¿cómo vamos a conseguir que el perro venga?. Lo conseguiremos con unas “palabras mágicas” y con la entonación adecuada.

Para que este truco funcione se tiene que trabajar previamente sobre él, por eso te recomiendo que de vez en cuando le des a tu beagle algo realmente sabroso (queso, salchicha,…) cuanto más le guste y loco se ponga mejor. Pero se lo tienes que dar cuando él esté en casa, en otra habitación: lo llamas y le dices algo especial que NO sean palabras de órdenes corrientes como “ven” “toma”… debe ser algo que tú no suelas decir NUNCA, y que sólo lo vas a hacer cuando se lo des a tu perro. Por ejemplo puedes decirle: “ay, ay que chuche!…”, “ay, ay que chachi…!”, “Oh, que tajada!..”. Repito, palabras que no sean normales en tu manera de hablar. Además, debes darle una entonación MUY SINGULAR, como de admiración, pero lo más exagerado que puedas.

No se trata de ensayarlo todos los días, no, pues ese bocado tan particular solamente se lo daremos cada cierto tiempo, así será más especial. Comprobarás a la segunda vez que aunque el perro se encuentre en el otro extremo de la casa, al oirte decir estas palabras con ese tono de voz, vendrá como un rayo. Cuando llegue, siempre le debes dar ese bocado sabroso.

Es bastante probable que si tu perro se te escapa, y no responde a aquellos dos métodos, con éste sí venga, porque lógicamente va a esperar esa comida especial. Cuando estés en una situación así, procura no asustarte, es mejor que te agaches al tiempo que le des estas órdenes, así se sentirá más atraído.


Anterior artículo:

Charlie: un beagle de criadero

Moa (Sevilla, España) nos dejó el primer comentario el pasado 13 de enero, donde nos contaba los deseos que tenían ... Read more

Siguiente artículo:

Missy: una beagle de 30 días

Añado estas fotos que envía Juan Carlos desde Costa Rica, de una cachorrita de beagle de tan sólo 30 días. ... Read more

11 Comentarios

  1. Hola,.. yo tengo una cachorrita de casi 6 meses y mi problema es que cuando la saco de paseo se va lejos la llamo y viene, pero como vea a alguien ya no nos hace ni caso se va con el desconocido y tengo que ir a por ella. me saca de quicio ¿que puedo hacer?

  2. Hola Victoria, me parece interesante tu punto de vista, aunque no he dejado de pensar que quizas los antiguos dueños hayan educado a Yoko en Catalán, y recién se están dando cuenta de este tema.

    Saludos y mucha suerte con Yoko..

  3. Hola a todos, escribo estas palabras para comentaros algo que me ha ocurrido con mi perra Yoko, y que creo que es muy curioso. Como ya sabéis algunos, adoptamos a Yoko hace ya un año cuando ya era adulta (tres o cuatro años). Hemos pasado por diferentes fases para educarla, hemos tenido algunos problemas que hemos ido solucionando, y nos ha costado un poco que respondiese a la orden “ven”. Nosotros vivimos en Cataluña (España), donde además del castellano se habla catalán, pero nosotros en casa solamente hablamos en castellano y así lo hacemos con la perra.
    Resulta que ayer, mi marido comenzó a hablar a la perra en catalán como una broma y, ¡Cuál no sería nuestra sorpresa! cuando vimos que obedecía perfectamente a la orden “vine”(ven) y “seu”(sit). Estuvimos repitiéndoselo varias veces y la perra obedecía siempre mucho mejor que a las órdenes en castellano que le veníamos dando hasta entonces. Nos ha parecido algo curioso y queríamos comentarlo por si es útil para alguien que se encuentre en nuestra situación. La verdad es que se nos podía haber ocurrido antes, pues hemos estado un año sin descubrirlo, pero más vale sí.

  4. Adfer fue un éxito esta recomendación.
    Ayer fue el primer día que me anime a soltar a mi perro en el parque qUE esta frete a mi casa.
    Yo ya le había utilizado la palabra BUSQUE para cuando le escondía premios en el patio de mi casa así que pensé en utilizarla en el parque.
    Cuando lo solté había 2 perros mas y salio corriendo a jugar con ellos cuando lo note bien loco y bien entretenido de dije Luka BUSQUE y de inmediato dejo de correr con los otros perros y vino a buscar su premio.
    De nuevo un éxito este truco se que la palabra BUSQUE es muy común pero tratare de no usarla mucho en mi diario vivir para tenerla lista en casos de emergencia

    Saludos desde Costa Rica

  5. Tengo el mismo problema que la mayoria de personas que tienen como mascota un beagle, no hacen nada de caso cuando lo soltamos por el río, el se pira y eres tu el que debe de estar al tanto de donde esta, detras de que otro perro va, la cuestion es que lo llamas y nunca, nunca viene a la primera cuando vienen a pasar los 3 cuartos de hora y tu ya estas desesperado con la idea de dejarlo y pirarte el vuelve no se sabe de donde ,ni por donde. voy a intentar llamar su premio por otro nombre y hacer la prueba ya os dire

  6. Andrés->Aunque haya pasado tiempo de tu comentario, te voy a contestar. El “VAMOS” es una palabra que la aprenden todos los perros, casi sin querer, ya que la utilizamos mucho. El ejemplo que he citado en el artículo funciona para casos extremos, por eso debe ser una palabra poco corriente. Aún así la utilidad que le das es muy buena.

    Gabriela->Me encanta la palabra que has utilizado para esos casos. EUREKA es perfecta, potente, clara, fácil de recordar. Supongo que los huesos naturales no serán de pollo, ya que son super peligrosos para los perros. Gracias por tu comentario.

  7. Apliqué esto con Maya, y me ha dado excelentes resultados. Ya se me ha escapado varias veces, y antes la he tenido que perseguir por toda la colonia, e incluso por más de 45 minutos.
    Ahora utilizo la palabra “EUREKA” y viene inmediatamente cuando se ha escapado. Y le doy o bien un hueso natural ya cocido, o un pedazo de carne asada. Cuando le digo “a comer” entiende muy bien de que se trata, pero si escucha “EUREKA” prácticamente enloquece y llega a mi volando.

  8. Yo por lo general, evito darle premios sin haber para que, yo a mi beagle lo he estimulado a la palabra “VAMOS”, le digo “VAMOS” y al perro se les olvida todo objetivo pues lo que quiere es IR no importa donde pues lo pasa super siempre, solo la palabra magica “VAMOS” lo entusiasma tanto que vuelve a esperar donde vamos no importa si es a la esquina o al pasto el perro es feliz “yendo..” cuando le digo “VAMOS” obviamente se debe adiestrar antes para que entienda mientras está en su casa, el “VAMOS” para el perro es salir de su común estar… Saludos.. Andrés

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here