Fotos del beagle Blas

13
1915

perro beagle de 4 mesesMaría (Galicia, España) y su marido ya saben lo que es tener un perro en casa, nos cuenta muchas cosas de su beagle Blas, de las similitudes y diferencias con sus anteriores mascotas, de las dificultades y alegrías, y de la vida diaria con este nuevo compañero.

[Nota: María envió dos estupendos correos, pero los he tenido que fusionar, quitando lo que se repetía, y ordenando el contenido].

“Envío tres fotos de mi perro Blas. En una de ellas tiene dos meses y está recién llegado a casa, en las otras ya tiene unos tres meses y medio. Cuando decidimos tener perro, nos pensamos la raza bastante, porque vivimos en un piso y no queríamos un perro demasiado grande, pero tampoco un perro faldero. Así que cuando vimos la foto de Blas en internet, no pudimos resistirnos y fuimos a por él.

Es trasto, aunque no mucho más que otros cachorros de otras razas que hemos tenido. Pero creo que sí les gana en testarudez. Es un perro muy alegre que se está adaptando bastante bien a nuestro sistema de vida y los fines de semana, intentamos darle campo, que es lo que más le gusta, porque entre semana, aunque lo saco a un parque cercano todos los días tres veces, no puede correr y, más que nada, olfatear todo lo que le gustaría.

Cada mes se pone más bonito. Cuando lo compramos era casi todo negro y blanco, pero ahora le está cambiando el color del pelo en bastantes partes a marrón y está más tricolor. Espero el día de mañana poder encontrar una perrita con la que cruzarlo. Seguro que salen unos cachorros preciosos.

Venía de una camada de siete perros criados en familia. Tanto mi marido como yo, ya habíamos tenido anteriormente perros, y además de todos los tamaños: desde un dogo alemán hasta una pequinesa, así que tampoco podía ser tan difícil.

La verdad es que, Blas gana con mucho en terquedad a todos los perros que anteriormente tuvimos, y por mucho que se le regañe, como se le meta en la cabeza algo, no hay manera. Nuestro principal problema con él es el mordisqueo incesante, que no hay forma por ahora de inhibir. Parece que lo hace cada vez con menos fuerzas, pero de todas formas es bastante desesperante, y ahora que está cambiando los dientes…peor.

Por lo demás, es bastante bueno. A pesar de quedar solo en casa mucho tiempo, no hace destrozos. Lo saco tres veces al día al menos media hora cada vez, y lo que más le gusta es encontrarse con otros perros y jugar, aunque llega a casa más alterado de lo que sale.

Sus necesidades, poco a poco, vamos consiguiendo que las haga o en la calle o en la terraza de casa, aunque de vez en cuando aún se le escapa algo dentro de casa. Un saludo”

el cachorro blas de pequeñocachorro_beagle_blas

Actualización (12-mayo-2008):
“Hola a todos de nuevo:Ya hace un mes o dos envié tres fotos de mi perro Blas. Os contaba también como han sido los primeros meses de Blas en casa (terremoto Blas). Ahora Blas ya tiene cinco meses y medio. El tema de sus necesidades en casa está más o menos controlado, pero no del todo.Ha crecido muy rápidamente los cuatro primeros meses pero ahora está más estancado. Además de una temporada a esta parte, come menos (antes tenía un apetito voraz) y ahora se hace el remolón a la hora de comer.

Lo que sigue siendo es tremendamente sociable, con las personas y con otros perros. Tiene una pandilla de amigos caninos con los que juega todos los días y es una verdadera maravilla ver corriendo juntos a un bulldog, un labrador, dos boxer, dos beagles, varios mestizos y un bulldog francés, cada unoo con su propio estilo. Lo que llama mucho la atención a todo el mundo es la manera de “ladrar” que tiene Blas. Parece que lo están matando. Espero poder seguir contándoos sus evoluciones”.
perro_beagle_blas_5meses
María, repasa bien la cantidad diaria de pienso que le das a Blas, puede que te estés pasando. Blas está muy guapo!

Anterior artículo:
cachororo-que-mordisquea

Sobre los mordiscos del cachorro

Ya se explicó cómo corregir el mordisqueo de los cachorros, en algunos es un gesto muy frecuente y molesto, más ... Read more

Siguiente artículo:

Blanca ha perdido a su perrita Matilda

Hace unos minutos ha llegado a este blog el comentario de Blanca, la dueña de Matilda (Talca, Chile), desesperada porque ... Read more

13 Comentarios

  1. María->Estás haciendo una mala interpretación de lo ocurrido. Los perros no actúan con la maldad de las personas, ni son vengativos, ante una situación como la que has descrito.

    Blas sencillamente te estaba llamando la atención porque se estaba haciendo pis, quería que lo sacaras. Evidentemente a ti esas horas no te parecen normales, pero puede que esa tarde o esa noche comiera algo especial, o bebiera mucha agua. (Mis beagles, ya adultos, orinaron una noche toda la casa, a raíz de una cena extra de higaditos de pollo con arroz)

    Precisamente el hecho de haber orinado explica esa insistencia suya en subirse a tu cama de esa forma. Blas actuó “correctamente” avisándote, y tú malinterpretaste su conducta.

    Aún así, tu gesto fue el adecuado, recriminándole y rinéndole, pues no podías imaginarte lo que iba a ocurrir más tarde.

    Es cierto que pasan por una etapa de adolescencia rebelde, pero seguro que Blas ya la ha superado. Saludos.

  2. Hola de nuevo.
    Escribo un poco desesperada. Blas parece que en vez de ir para adelante va para atrás. Algunos dueños de perros me dicen que a los siete-ocho meses es como si entrasen en la dolescencia y que pasan una etapa de rebeldía. espero que sea eso, pero el episodio de hoy a la noche es para desesperar.

    Blas tiene la manía de subirse por la noche a la cama. No tengo demasiados problemas con eso, pero es que lleva un par de noches que lo hace por encima de mi cabeza. Así que me pisa y despierta, lo que pasa de castaño oscuro. Esta nocha decidí que ya estaba bien, y aunque a costa de mis horas de sueño, me propuse bajarlo de la cama cuando subiese por mi cabeza. Lo hice así como ocho o nueve veces y, cuando vio que no le dejaba, de puro cabreo, se fue al final del pasillo y orinó allí para obligarme a levantarme a limpiarlo. ¿Qué puedo hacer con él? ¿Se os ocurre algún método?

    Un saludo

  3. María->No. Los mayores cambios los termina dentro de poco. Seguirá cambiando negro por rubio en la zona cercana al cuello, pero no lo notarás. Cuando sean mayores lo rubio de la cara empezará a ponerse blanco.

  4. hola Eva:

    Blas, que el martes cumple 6 meses, ya tiene casi también la cabeza totalmente rubia. ¿les cambia mucho el color del pelaje del cuerpo como el de la cabeza?
    por ahora el cuerpo parece que resiste con su negro, aunque el comienzo de la para lo tenga un poquito marrón

  5. Hola Maria, tan solo decirte lo guapo que es Blas, se parece muchisimo a mi Lunita (aunque ya tiene dos años), de pequeña era clavadita a Blas, ahora tiene toda la cabeza rubia.

  6. hola!!!!!!!
    Estoy desesperada, tengo un perro de 9 meses ya, (te mande unas fotos que publicaste, por cierto, muchisimas gracias me hizo mucha ilusion) y en la calle no me obedece. Vivo (…..) [este comentario se pasa o otro lugar]

  7. Hola Fanny:

    Aunque en los comentarios se dice que soy de Madrid, la realidad es que soy de Galicia. No sé si tu perrita es de por aquí, porque parece que los hermanos de Blas fueron viajeros y están esparcidos por España y Andorra. Sé que uno se fue a Mallorca, que otro a Andalucía y Otro a Andorra, pero desconozco el destino de los demás. Sé que tiene una hermana calcadita a él, porque el criador tuvo la amabilidad de enviarme una foto.

    Ojalá pueda aprovechar tu propuesta de cruce más adelante.

    Un saludo

  8. Hola!!!!
    Leyendo el correo de Maria es como si leyese la historia de mi perrita Lua, tiene 3 meses, es algo testaruda aunque obedece mas de lo que pensábamos, es cariñosa a mas no poder, las razones de elegir un Beagle son las mismas, también se le escapa algún pis en casa (caca ya no), la sacamos 3 veces al día (no podemos mas de momento) pero por la noche alargamos el paseo 1.30h, etc…
    Y viendo las fotos es como ver a Lua!!!
    Asi que ya sabes, por Zaragoza tienes una futura novia para Blas (cuando Adfer ponga sus fotos la conoceras)

  9. Quiero comentar algunas cosas sobre este estupendo ejemplar de beagle.
    El testimonio de María deja bien claro que los beagles no tienen por qué ser más destructivos en casa que otras razas, aunque sí confirma lo que ya se sabía: son más testarudos.

    Blas se ve un perro muy fuerte y sano, tanto que pronto María tendrá que quitarle definitivamente ese arnés y sustituirlo por un collar, pues pronto entrará en la etapa adulta, va a adquirir más fuerza, y posiblemente otro comportamiento cuando se encuentre a otros machos por la calle.

    Esas necesidades que se les escapa en casa aún a Blas es porque debería tener un par de salidas más diarias, no hace falta que sean de media hora, pero le ayudaría bastante a completar su educación básica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here