Jugando con tu perro al escondite

10
2561

jugar al escondite con tu perroYa sabemos lo importante que es el ejercicio para nuestros perros, además de los paseos diarios están los juegos, y en ellos tú ocupas un papel importante. Jugar adecuadamente con tu beagle no sólo le va a ayudar a liberar energía, también servirá para reforzar tu papel como líder dentro de la manada.

Un sencillo juego como el del escondite, se puede convertir en una divertida manera de pasar un buen rato con tu perro. La versión que hoy voy a describir es la que podrás hacer si estás solo con tu beagle en casa, y se trata de aprovechar esa manía que tienen de tomar algo para que salgamos corriendo tras ellos (no recomendable) mezclada con su habilidad de encontrar cosas, en este caso a nosotros.

Te debes ayudar de algún hueso o juguete suyo, dáselo para acto seguido hacerle creer que vas a correr tras él, cuando salga corriendo, date la vuelta y escóndete en la primera habitación (tras la puerta por ejemplo) y llámalo. Espéralo en silencio, sin hacer ruido, tu perro irá a buscarte, y seguramente vendrá moviendo su cola (buena señal), cuando te encuentre le das un susto (le puedes dar un pequeño pellizco en el trasero también) y sales tras él. Te das media vuelta y repites, pero esta vez busca otro lugar para esconderte, un poco más alejado.

El juego del escondite es más efectivo si nuestro perro no nos ve escondernos, para ello debes aprovechar los pasillos y cambios de dirección en tu casa, una luz en penumbra también ayuda, es más excitante (para ambos). Cuando ya hayas recorrido toda tu casa, podrás dar por finalizado el juego, aunque lo más probable es que termines antes porque ya no puedas más. 😉

Este juego te va a servir también para aprender un poco de psicología canina, pues observarás que cada vez que salga a buscarte irá recorriendo los sitios anteriores en los que te has ido ocultando. Es muy divertido y no importa que tu apartamento sea pequeño, échale imaginación!!

Anterior artículo:

Lia: beagle bicolor de México

"Hola a todos!!!, hace un mes que encontré esta página y me he familiarizado con muchos de los cachorros que ... Read more

Siguiente artículo:

Lupita y Niko: dos beagles de Bogotá

"Hola a todo el equipo de perros beagle, mi nombre es Nancy Jimenez y soy de Bogotà, Colombia, la verdad ... Read more

10 Comentarios

  1. jajaja Al escondite jugué una vez con mi perrita, pero me dio risa y me delaté, todo porque ella no sabia de donde le hablaba jejejeje fue muy gracioso.
    Adfer te cuento no he podido lograr que mi perrita de 5 meses, cuando le tiro la pelota regrese con ella y me la entregue, al decirle tráela la lleva hasta donde estoy, pero es como si me retara a que se la quitara, mas no la suelta por si sola, cual puede ser un buen método para que aprenda a entregármela?.
    muchas gracias

  2. Bea->Muy bueno.
    A ellos les encanta buscar cosas (son cazadores) y es MUY FÁCIL incitarles a ello. Le puedes decir perfectamente que busque la pelota, te garantizo que aprende el nombre perfectamente, y cuando se te pierda la pelota… sólo tienes que decirle a Sidra que te la busque!!

    (Puedes enviar ese vídeo de Sidra a la misma dirección que las fotos, que ya hay varios preparados para publicarse)

  3. Hola Marta,
    Sidra y yo las tardes de lluvia jugamos a:
    Qué hay?
    Hago como si le tiro la pelota para que se aleje a buscarla y realmente la escondo en algún sitio, detrás de una caja, dentro de una maceta …
    y cuando se acerca, le empiezo a decir, que hay Sidra, que hay? y se pone a buscarla como loca. Y realmente va buscando en los lugares que ya ha estado la pelota hasta que la encuentra.
    Tengo un video de ella jugando a esto, si quereis os lo envío.
    Un saludo a todos.

  4. Marta->Es una lástima que no responda aún al juego del escondite, con lo divertido y enérgico que es!! Creo que Trasto es demasiado joven para ello, me temo que explotar al máximo las posibilidades de la pelota o hacer que se interese más por algún hueso. Prueba a utilizar alguna recompensa para orientarle.

  5. Buenas:
    Pues yo no puedo jugar al escondite con mi beagle Trasto.
    La cosa es que él no tiene la manía de coger algo y salir corriendo, sino que te va mirando todo el rato para ir donde tú vas.
    Así que me es imposible jugar con él a esconderme porque no deja de mirarme y no me da opción.
    Yo juego con él a la pelota, y aunque lo hago yo sola, no necesito tener dos, ya que viene siempre con ella. Lo próximo que le tengo que enseñar es a dármela en la mano porque la tira y ya está.
    Adfer,¿sabes otro juego para jugar con él?
    Es que esto días en Burgos hace un frío horrible, y aunque le saco un rato me da miedo que se me resfríe y paso más tiempo jugando con él en casa.
    Pero no se me ocurre otro tipo de juego.
    Me ayudarías mucho.

  6. Buenísimo 😀 !! Hemos probado este juego hace poco y sí que resulta divertido para todos, sobre todo en la noche que Lulú tiene las pilas recargadas. Aprovecho de lanzarle la pelota, mientras ella la busca, me escondo, ella vuelve corriendo y he notado que se deja llevar por el olfato y no por la vista jejeje, también como dice el artículo, va buscando por orden en los escondites anteriores 😛
    Es super para nuestros incansables beagles 🙂

  7. Anoche probé este juego y fue todo un éxito. La primera vez Maya se asustó mucho, pero ya después entendió el juego y como es muy lista practicamente me encontraba antes de que yo terminara de esconderme. A ella le encantó ya que se puso feliz y no quería dejar de jugar. Eso si, en el primer lugar que me escondí ya no volvió a entrar solo ladraba desde fuera, creo que fue por que se asustó mucho, ya que no se lo esperaba, de hecho cuando aparecí de un brinco asustandola salió corriendo asustadísima sin voltear siquiera a ver que era yo.

  8. Hola:

    a mi me encanta jugar con David al escondite, lo hago generalmente cuando subo la escala de mi casa, ya que cambia de direccion y ese es un lugar muy bueno para esconderse, ademas cuando David ve voy a subir el toma la delantera para llegar primero y yo me escondo en el cambio de direccion de la escala. Al principio bajaba a buscarme, pero despues de varias repeticiones aisladas, el sabia que yo estaba en el cambio de direccion de la escala y el me esparaba arriba, por eso tuve que cambiar el juego, en vez de quedarme en la escala me escondo en el baño de visitas y veo por la reja de ventilacion como se pasea por la casa buscandome, entonces yo salgo sigilosamente del baño y me aparezco detras de el, se asusta pero se pone feliz y me recibe con mucho afecto. A veces he pensado que el tambien quiere jugar al escondite puesto que hay veces que yo lo llamo y no aparece, lo encuentro bajo la cama de la habitacion de visitas, lo pillo por que su cola golpea el piso, es muy divertido.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*