El beagle Teo: vivir peligrosamente

8
2306

beagle-teo-canasto

Hola amigos del mundo del beagle. Hoy quiero presentarles a mi beagle Teo, que mas que ser un perrito que nos acompaña, se ha convertido en un miembro activo de nuestra familia. Mi nombre es Laura y vivo en Colombia con mi esposo Cristhian y nuestro hijo Teo.

Familia-y-sus-perrosQuiero felicitarlos por esta maravillosa página en la que nos permiten consultar y conocer más sobre esa maravillosa raza de perros llamada beagle.

Les cuento que Teo tiene 10 meses de edad y esta con nosotros desde que tenía 3 mesesitos. Es un perro muy sano y muy dócil (le fascina que venga gente a casa o salir a oler y a jugar con otros perritos). Tiene dos amiguitos especiales (sus primitos), Tara y Tomas, juega con ellos cada que puede hasta que todos quedan exhaustos.

Crish_y_beagle_dormidosComo todo beagle, es muy mordelón, algo terco, y muy muy juguetón. A pesar de que pensamos durante varios meses si traer o no un perrito a casa, no nos arrepentimos para nada de que hoy en día Teo este compartiendo con nosotros pues es encantador!!! Juega con mi esposo todo el tiempo hasta que los dos se quedan dormidos del cansancio.

Al principio fue difícil pues Teo venía de una camada grande (su mami tuvo muchos perritos) y fue difícil para él acostumbrarse a estar solamente con mi esposo y conmigo. Destrozaba las cosas (zapatos, medias, recibos, periódicos, botellas, todo lo que se atravesara en su camino), incluso una vez que lo dejamos solito le hizo un agujero grandísimo al colchón de nuestra cama.

Desafortunadamente, Teo no puede ver que abrimos la puerta porque sale a correr sin control (por lo que he optado por SIEMPRE sacarlo con correa), a él no le gusta para nada, pero la verdad no confío en él (en una ocasión casi lo atropella un carro por salir corriendo como loco tras otro perro). A pesar de que vivimos en un conjunto cerrado, Teo siempre busca la portería para salir y eso no me deja sacarlo tranquilamente sin su correa a darle sus paseos.

A pesar de que Teo pasa muchas horas al día solo debido a nuestras ocupaciones, ha aprendido a comportarse y ha dejado un poco el estrés que le producía estar solito en casa; ya “casi” no muerde los recibos y tampoco se ha atrevido a morder los muebles.

Con Teo hemos tenido muchas alegrías pero también hemos pasado bastantes sustos (cuando se comió el cable del televisor, el cable del computador, el cable de la impresora…), pero sobre todo dos sustos fueron impresionantes. Uno de ellos se presentó en una ocasión en la que llegue a casa y Teo se rascaba la trompa sin parar (como si no aguantara la picazón), se rascaba con las paredes, con el piso, con lo que pudiera; por desgracia descubrí que su picazón se debía a que tomó el control del televisor y se comió una de las baterías. ¡Que susto nos llevamos!, tenia la lengua morada casi negra, así que recordé uno de los artículos del mundo del beagle en el que recomiendan que cuando nuestros perros coman algo indebido se les debe echar un puñado de sal en la garganta para que vomite; pues lo hice y gracias a Dios vomitó y mejoró notoriamente su estado de ánimo y se acabó su picazón.

Tiempo después pasé otro susto pues Teo notó que yo estaba distraída y rompió una botella de plástico llena de límpido, cuando sentí el olor Teo ya estaba bastante mareado, decidí llamar al veterinario y me dijo que lo sacara de la casa y le diera mucha agua (mi pobre bebe parecía un borrachito), Teo tomo agua como nunca había visto y poco a poco mejoró.

Gracias a todas las experiencias que he podido recopilar con la existencia de este maravilloso beagle en casa, puedo decirles que hay que estar bastante atentos a ellos pues uno nunca termina de imaginar lo que les puede llamar la atención morder o peor aún COMERSE!. (Como una ocasión en la que destapó la caneca de la basura, comió todo lo que pudo y pasó un fin de semana en la que le tuvieron que aplicar 13 inyecciones de todo tipo para quitarle la gastroenteritis que le dio).

Definitivamente amamos a nuestro Teo, es un buen perro, es juguetón, alegre, sociable y nos alegra la vida a cada momento. Esta es una maravillosa raza que le recomiendo a cualquiera, es un perro noble, lleno de vida y lleno de amor para dar y para recibir. Gracias, éxitos, Laura, Cristhian, y Teo.”

beagle-teo-dormido

Anterior artículo:

El "reencuentro" con nuestras mascotas

Anoche, justo antes de irme a dormir, me encontré un correo en uno de mis buzones que volvía a recordarme ... Read more

Siguiente artículo:

La beagle Asoka: de turismo en familia

"Hola buen dia, me llamo Rey soy de México y por el momento vivo en la ciudad de Comitan en ... Read more

8 Comentarios

  1. Saludos, Muy hermoso Teo, el mio se llama Rocco y dejame contarte que tambien es un amor, cariñoso, jugueton, lo que hace que le perdoramos los daños que nos causo en el apartmento. Ya con un añito esta comenzando a madurar.

  2. Hola, me dirijo a ustedes para comentarles que deseamos mucho (Cristhian, Teo y yo; aclaro que ante todo Teo), que se pueda aparear pronto. La verdad Teo ya tiene 15 meses y está ansioso por ser papá y nosotros por ser abuelos. Ojalá nos puedan contactar con alguien de Pereira Colombia, o de alguna ciudad cercana como Manizales, Armenia, entre otras. Gracias, adiós.

  3. Gracias por todos sus comentarios, en realidad no veía la hora de que publicaran las fotos de nuestro Teo. Un saludo afectuoso desde Pereira Colombia.

  4. Hola Laura, quiero felicitarte por Teo, es precioso, se parece mucho a mi pequeño Manolo, el tambien tiene 10 meses y es bastante inquieto, pero estoy de acuerdo contigo, ésta raza es maravillosa, nos llenan en todo momento de alegría y ternura, aunque a veces nos hagan pasar unos buenos sustos.Yo tambien vivo en cali, colombia. Un saludo muy especial para ti y muchas lamiditas de Manolo para Teo.
    Diana y Manolo

  5. Y tan tranquilo que se ve sentadito y ni se diga dormido, parece un angelito! Que cosas… si que tienes un beagle intrèpido…

    Aun asi es hermoso! Ya imagino que no tienes ni un ratito para estar aburrida con èl…

    Saludos!

  6. Laura, Cristhian, enhorabuena por vuestro pequeño Teo, son tremendamente trastos estos enanos… jeje, pero poco a poco se van convirtiendo en perros mucho más tranquilos y dejan de darnos esos disgustos. El nuestro también se llama Teo, y nos ha dado bastantes disgustos pero siempre ha sabido compensarnos después.
    Besos.
    Mari

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here