Whisky: un beagle típico difícil de pasear

9
2870

cachorro-perro-beagle-whisky

“Hola!

Soy Roc, de Barcelona (España). Tengo 22 años. Este es Whisky, mi perro. Llegó a casa cuando tenía dos meses de edad. Ahora Whisky ya tiene 3 meses y medio, y mi madre y yo estamos muy contentos de tenerlo con nosotros.

He estado leyendo este blog desde mucho antes de la llegada de Whisky. Quería estar bien preparado para educarle como es debido, y debo decir que me ha sido de mucha ayuda. Whisky ya obedece a la orden de sentarse, echarse y quedarse quieto, sabe esperar sentado a que le ponga la comida, ha aprendido a hacer sus necesidades en la calle (aunque sigue haciéndolas también en casa), por las noches duerme del tirón y sin llorar, y lo mismo cuando se queda solo. Aprovechamos las pasadas vacaciones para dejarlo cada día un rato solo en casa, ¡y a día de hoy se queda 6 horas solo sin ladrar ni llorar!

Pero hay una cosa que todavía no controlamos, y son los paseos. Whisky se conoce el ritual al dedillo: se sienta para que le pongamos la correa, salimos por la puerta (yo delante) y bajamos las dos plantas por las escaleras (¡Sí! ¡También ha aprendido a subir y bajar escaleras!). Salimos por la puerta del bloque de pisos, y a partir de ahí empieza a olerlo todo, pero avanzamos sin problemas. El problema llega cuando giramos la primera curva, porqué por allí se va al parque, que es su sitio preferido, y se pone a tirar y a tirar, y claro, no siempre quiero llevarle al parque. Si me doy media vuelta… nada, tira de la correa pero hacia atrás. Puedo andar toda la calle arrastrándolo hasta pasar de largo el parque que él ni se inmuta. Y me da cosa, porque le dan arcadas y tos de tanto tirarle del cuello. Si le ordeno sentarse, en cuanto reanudamos la marcha él sigue tirando. Pero no es solo el parque, a veces hace lo mismo si nos cruzamos con alguna persona, y no deja de tirar hasta que la perdemos de vista. Cuando me tira de la correa hacia delante, más o menos puedo controlarle. Pero cuando tira hacia atrás, no hay manera, siempre tengo que acabar arrastrándole para seguir con la ruta y no ceder así a su empeño para ir al sitio donde él ha visto o olido algo. Ya no sé qué hacer… cada vez que le dan esas arcadas me da miedo haberle lesionado el cuello o algo…

Debo decir en su favor, que durante las excursiones que hacemos por la montaña (pues tengo la suerte de vivir en un valle), Whisky se ha comportado estupendamente. Lo dejo ir sin correa y no se aparta de mi lado. A veces se queda oliendo algo, pero en cuanto voy cinco pasos por delante suyo, vuelve corriendo a mi lado. Aunque me da miedo el día que aprenda a seguir el rastro de los jabalís, pues por aquí hay bastantes…

En fin, y todo lo demás ya os lo podéis imaginar. A Whisky le encanta mordisquear zapatos, calcetines, el sofá… Pero seguimos luchando para que deje de hacer esas cosas. Y será mejor que deje de hablar, ¡que cuando empiezo ya no paro!

¡Un abrazo a todos los seguidores de este blog!

¡Saludos!

PD: ¡Espero que os gusten las fotos! Las he hecho en la azotea de nuestro bloque, donde le llevábamos a pasear cuando todavía no tenía todas las vacunas.”

cachorro-perro-beagle-whisky

Roc ha descrito a las mil maravillas sus hazañas con Whisky, me ha encantado su relato! Nos alegramos de que antes de que llegara su beagle a casa ya hubiera empezado a informarse, es algo fundamental que todo dueño responsable debiera hacer.

El problema en los paseos se ha generado por el “miedo” de Roc en lastimar a su cachorro, él no termina de imponerse, y de eso se da cuenta su beagle, por lo que los avances no llegan. Ante una situación así hay que ser mucho más firme, pues una vez arrastrado con decisión una o dos veces, es suficiente para que el cachorro entienda quién manda en el paseo. Hay que tener en cuenta un factor importante: el cuello de un perro no es tan débil como el de las personas, es más bien otra extremidad más, así que no tengas miedo si alguna vez tienes que tirar con fuerza.

Otra ayuda importante en estas situaciones es nuestra voz: no hay nada como una orden enérgica y con enfado para hacer avanzar a nuestro perro. Todo esto hay que hacerlo sin perder la calma, con mucha seguridad, como un líder. Por último, recomendar también los paseos con correa por el campo, a menos que esté en un lugar vallado.

Anterior artículo:
campeon-beagle-eloy_del_focus_alex

Eloy del Focus: "Alex" (Argentina)

"Hola amigos! Soy Marcelo, de La Plata, Argentina. Las fotos corresponden a mi perro ELOY DEL FOCUS "ALEX", de un ... Read more

Siguiente artículo:
camada-beagle-princesa

La beagle 'Princesa' y sus cachorros (Costa Rica)

Revisando correos enviados a nuestro buzón, he encontrado éste de Álvaro Villavicencio, un seguidor de Costa Rica que quiere compartir ... Read more

9 Comentarios

  1. Yo también te recomiendo el encantador de perros, de Cesar Millán. Lo dan sábados y domingos en el canal cuatro, aprenderás mucho.
    Yo al principio, hacia como tu. El ritual de sentarse y demas. Pero mi beagle, cuando ve gente, o sigue un rastro (o por las noches que corre siguiendo su sombra) no deja de tirar. Un dia se me rompió la correa, y el salio corriendo a la carretera. Casi lo atropellan 3 veces, pare el tráfico unas 5, y al final no le paso nada.

    Despues de eso, decidí ir a una tienda a buscar una correa mas apropiada (tenía un collarnormal, y una correo normal).

    Al ir a la tienda, vi una correo que usa César Millán en aquellos perros que tiran mucho de su dueño. Creo que se llaman correas de ahogo, y te digo que llevo usándola un tiempo, y va a las mil maravillas. Tienes que tirar de la correa en diagonal, no hacia atrás, porque sino el perro tirará mas hacia adelante (esto me dijeron en la tienda)

    Mi perro no se ahoga (no te asustes por el nombre) pero le doy un tirón, y ya deja de tirar.

    http://www.iconopet.com/cat_ver_producto.php?id_catalogo_producto=292

    Esa es la correa.

    Si el perro tira, se acorta en su cuello, y si camina bien, sin tirones, la correa se abre.
    Te la recomiendo.

  2. Hermoso tu Beagle, jaja me pasa exactamente lo mismo con mi Beagle se llama Bitchy no me hace caso a la hora del paseo e igual se jala mucho y se jadea y arquea mucho y no me gusta, pero si la suelto, se me va corriendo y no me hace caso, haber si les puedo compartir algo ya que este 25 de marzo cumple 1 año 🙂 Saludos

  3. Hola!!!

    Esta precioso tu cachorrito, mi hermana acaba de adquirir uno, pero también quiero ayudar a educarlo, porque un cachorro bien educado será un perro excelente.
    ¿Cómo le hizo para enseñarle?

    Grax.

    Saluditos!!!!

  4. Roc, que guapo está Whisky, espero que puedas avanzar en tus paseos y termines tu paseando a Whisky y no al contrario. Un abrazo desde Cali. Colombia.
    Diana Y mi pequeño Manolo

  5. Hola Roc , si que esta hermoso tu Beagle y el nombre de Whisky me encanto, no por la bebida si no porque se oye bien, una pregunta que quiere decir arcadas. Yo te sugiero veas al encantador de perros, excelente programa en verdad ayudan todos los casos que ahí pasan, cuídalo mucho, tenle mucha paciencia ya que aun es cachorro, pero por lo que cuentas es bastante obediente eso es bueno, y dale un beso de mi parte porque esta precioso saludos Laura Elena de México, D,F.

    • Hola Laura, dar una “arcada” es el movimiento previo que te hace el estómago antes de vomitar, es una expresión muy utilizada en esta parte del mundo. Saludos.

    • Hola Laura!!!!
      Disculpa, en que canal pasan ese programa, quizás no lo pasan en TV abierta, pero sabes si tiene alguna página de INTERNET.
      GRACIAS 🙂

  6. Qué preciosidad de perro!!, y qué relato tan bueno!!, me he quedado con ganas de más.
    Me encanta cómo educas a tu perro, solo te recomendaría que solucionaras a tiempo lo de los paseos antes de que crezca, pues no tiene color poder llevar a tu perro a donde quieras siendo educado, a tener que ir tirando de él y acabando harto de hacerlo. Te lo digo por experiencia.
    Animo y que se siga criando tan guapo y feliz.
    Victoria.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here