El beagle Golfi, y cómo educar a un cachorro

4
4311

educar a un cachorro de beagle Golfi-Canarias

Este mensaje es otro de los que hace tiempo llegaron a nuestro buzón. Aparte de poder disfrutar de las fotos de un cachorro de beagle, el contenido me parece sumamente importante para todos esos dueños que se tienen que enfrentar por primera vez con la dura tarea de educar a un cachorro. El caso de nuestra amiga Nancy con su lindo Golfi resume estupendamente los procesos por los que todo dueño de cachorro (no solo de beagle) tiene que pasar hasta conseguir un perro obediente y educado.

“Ante todo un saludo a todos los que siguen esta hermosa página.

Hace dos años vi un beagle por la calle. Me pareció tan elegante, juguetón y dinámico que me enamoré de él, y desde entonces, quise tener uno de ellos. Después de un año, hace 6 meses, pude ahorrar lo suficiente para ir en busca de mi pequeño Beagle. He de decir que antes de ir a tiendas de animales, fui a perreras y busqué beagle que no quisieran, pero no hubo suerte.

cachorro-beagle-Golfi-duermeMi Beagle Golfi y yo no tuvimos un buen comienzo. Lo trajeron desde Hungría, y el pobrecito vino agotado. Cuando estaba llegando a la tienda oía unos gritos, aullidos y lloros de algún pobre animal. Al entrar, me di cuenta que era él, mi futuro mejor amigo. No dejaba de llorar, y tenía una cara muy triste.

El dueño me dijo que este cachorro era el que más pegado estaba a su mamá, y en cierto modo, me sentí mal por ello. Decidí sacarlo de aquella jaula de cristal, y lo tomé en brazos. Se quedó dormidito sobre mí, pero como dije anteriormente, no empezamos con buen pie. Segundos después, Golfi me había hecho pipí encima.

Me lo llevé a casa, era muy muy pequeñito, regordete, y con la cara muy arrugada. Tenía tan sólo dos meses. Durante su crecimiento he tenido largas luchas con él, pero gracias a los consejos sobre cómo educar a un cachorro, lo he logrado superar.

educar a un cachorro de beagle Golfi-Tenerife

1ª Lucha: Hacer pipí en la calle.

Golfi era muy pequeñito para salir a la calle, pues tenía tan solo 2 meses, así que hacía pipí en periódico. Gran error, pues como sale en Perros-Beagle, es lo peor que se puede hacer con el cachorro. Me costó muchísimo que hiciera pipí en la calle. Tuve que llevar periódico a la calle, y ponerlo en el suelo para que hiciera pipí.

Al principio lo tenía que sacar 5 veces al día, incluso más si no quería que mi habitación estuviera llena de orín.Muchas veces hacía pipí en su cama, y enseguida, consulte a Adfer. La cama era muy grande para el cachorro, y según otras fuentes, además, los perros que son reprendidos hacen sus necesidades en sitios blandos, camas, cojines, porque es una forma de ocultarlo.

Ahora Golfi tiene 8 meses, y hace todos sus pipis en la calle (se para en toda esquina y en toda farola, y levanta la pata). Estoy muy orgullosa de él.

2ª Lucha para educar a un cachorro: Obediencia.

Mi Beagle era muy desobediente, con solo 2 meses subía y bajaba las grandes escaleras de mi casa, y corría hacia todos lados. Cuando decía su nombre con tono de enfado porque había hecho algo mal, salía corriendo.

Me puse manos a la obra, y empecé a enseñarle órdenes.

La primera fue “Sit”. Gracias a la explicación de uno de los temas que aquí aparecen, Golfi aprendió en dos días a obedecer la orden.

Seguí indagando, y le enseñé otras: acuéstate, levántate, arriba, y la patita.

La orden que más me costó fue la de “ven aquí“. Aún sigo enseñándosela.

En mi casa sí me obedece, pero ante otros muchos estímulos: personas, y perros, nada funciona…, ni siquiera una golosina.

educar a un cachorro beagle-Golfi-Tenerife

3º Lucha: Evitar que destroce la casa.

Golfi era un poco destructivo. En el jardín hace agujeros y entierra sus juguetes, en mi cuarto rompe las cajas de cartón decorativas que tengo debajo de la cama (tuve que poner una madera para que no pudiera acceder a ellas).

Poco a poco ha mejorado, y cuanto más corre, y más ejercicio hace, más tranquilo está en casa.

Aún tengo cosas que mejorar, como su relación con mi otro perro, y su manía de intentar comerse mi almuerzo y cena cuando estoy en la mesa.

Pero no todo es malo. Golfi es muy cariñoso y juguetón, además de inteligente. Trae la correa cuando se lo pido, me da besitos cuando se lo digo, y adora dormir en mi cama conmigo, bien tapadito en los días fríos (eso sí, ronca muchísimo).

Tiene a toda mi familia enamorada, y aunque a veces hace alguna trastada, he de decir que no me arrepiento en absoluto de tenerlo en mi vida.

Nancy García (Tenerife, Islas Canarias)”

Anterior artículo:
cachorrita-Menta-Bogota

Menta, una cachorrita de Bogotá

"Quiero presentarles a mi cachorrita, se llama Menta y es una pequeña llena de energía, somos de Bogotá (Colombia), y ... Read more

Siguiente artículo:
beagle-Bruno-Colombia

Bruno: un beagle de Colombia que supo elegir

Resulta complicado intentar calificar la historia que viene a continuación, pero sí sé que tiene que ver con la capacidad ... Read more

4 Comentarios

  1. Tenia un beagle (Oddy), y una familia conocida me pidió para cruzarlo con una cachorra. Pasaron días y semanas, nunca se alzaron, les dije ok ya no hay nada mas que esperar, quiero castrarlo porque donde vivo hay una calle peligrosa y se me escapaba, y me dijeron que si lo quería tenia que pagarles en ese momento. No tenia la plata, no sabía qué hacer… hoy le inicie una denuncia para recuperarlo. Me muero de angustia, ojala la justicia pueda ayudarme. Excelente página después les che yo cómo me fue con mi orejón.

    • No sé si te he entendido bien, pero si dejaste tu perro en casa de los dueños de la hembra tanto tiempo, cometiste un error. No es necesario hacer eso, son apenas 4-5 días los que está receptiva una hembra en celo. Se va un día al sitio con la esperanza de que el perro monte a la hembra, y si no ocurre, se vuelve con él el día siguiente. Espero que tengas suerte y puedas recuperar a tu mascota. Saludos.

  2. Yo tengo una Beagle hermosa tricolor y se llama “Pampita” es exquisita, aún no tiene dos meses pero es una tirana, jaaaa, la adoro. Solo tengo una inquietud, ella duerme conmigo en mi cama, como si fuera una niña, eso es bueno o malo? Debería tener su propio espacio? A mí me encanta que duerma conmigo, y no tengo drama con eso, sólo que no deseo hacer un daño a ella con eso o tal vez un daño para mí. ¿La estaré educando muy “humana”? Aparte de eso la adoro, la amo y no me importa que me destruya la casa, ella es la reina….
    Abrazos y gracias, si alguien puede sugerirme algo respecto de mi inquietud, besos y abrazos a todos quienes tenemos estos dulces peludos.

    • Gigi, tu decisión es bastante respetable, y comprensible, ya que estos perritos (sobre todo las hembras), tienen también su lado de angelitos. El único inconveniente que pudieras tener con tu perrita es que ella creyera que efectivamente es la reina de la casa, pues entonces estarías perdida. De la misma manera que le has decido parte de tu cama, debes también preocuparte por dejarle bien claro quién manda en la casa. Te recomiendo leas los artículos sobre liderazgo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

*